La Volkswagen Combi nació como un simple vehículo más para pasar a convertirse en un icono a nivel mundial. Fue en 2014 cuando se decidió dejar de fabricar el conocido modelo. Por ello, decidimos destapar algunos de sus secretos.

¿Cómo nació el modelo Camper?

Una de las preguntas que mucha gente se hace es, ¿cómo se pudo convertir un modelo tan grande, de baja potencia y con funciones comerciales en un clásico de los más buscados? Seguramente fue la idea de el impulsor de la marca, Heinrich Nordhoff, el cual tenía un concepto clave sobre cómo vender y dar salida a un vehículo para que se convirtieran rápidamente en figuras esenciales para el mundo del automóvil.

Ahora bien, ¿Cuáles son algunos de los secretos de los que hablábamos?

En realidad, la idea de fabricación de la estelar VW T1 fue de un holandés Ben Pon. Como principal exportador de la marca realizaba constantes visitas a la fábrica y, en una de ellas, observó uno plataforma de carga de material elaborada por los trabajadores. De allí nació el primer boceto. El proyecto se presentó a Heinrich Nordhorff, quien lo aprobó y se diseñó propiamente el modelo.

Una de las grandes ventajas con las que jugó la marca fue la comercialización de un elevado número de variantes cuanto a carrocería. Existía un tipo de furgoneta para cada una de las necesidades. Tanto es así que, incluso en Alemania existía una oficina móvil de Correos sobre uno de estos modelos.

 

El diseño clásico de la VW T1 deja volar la imaginación y nos hace ver una cara sonriente dibujada en el frontal del vehículo. Su forma redondeada y sus faros también circulares formaban una imagen cuasi perfecta de una sonrisa. Por ello algunos la consideraban una mascota.

volkswagen classic t1

 

Para superar las dificultades de arranque que tenía en pequeñas cuestas el clásico escarabajo, no se buscó aumentar directamente la potencia del motor, sino que se montó un reductor en el buje de las ruedas que permitió elevarla un poco más. Así, se consiguió que arrancaran en fuertes pendientes y pudieran circular por todo tipo de caminos, aunque no superaban los 80km/h.

Este tipo de furgonetas podía ser utilizado en lugares con temperaturas muy extremas gracias a sus motores de 4 cilindros bóxer refrigerados por aire. Bajo este sistema, el circuito no se podía ni congelar ni hervir.

Uno de los inconvenientes que tenía era que, en climas extremadamente fríos, se congelaba la gasolina y el vehículo quedaba inútil. Por ello, se impulsó un mecanismo que forraba el carburador simulando una especie de bufanda y ya, más adelante, se incorporaron unos tubos de calefacción para conseguir recircular el aire.

 

Nace un movimiento cultural a su alrededor

La furgoneta logró convertirse en el símbolo del mundo hippie gracias a sus bajos precios y su reducido consumo, en relación con los otros vehículos pesados.

Actualmente, los modelos más caros de Volkswagen no son los más lujosos, sino que la VW T1 se encuentra entre las cotizaciones más elevadas. Todo ello ha derivado en la creación de un departamento para renovar, orientar y comercializar recambios para este icono.

Uno de los espacios del mercado que la marca no cubrió fue el ámbito de las autocaravanas. Fueron empresas externas como Westfalia las que observaron el potencial de los diseños para convertirse en vehículos ideales para el camping. Fue entonces cuando empezaron a diseñar todo tipo de accesorios para poder adaptarlos, entre los cuales estaba la conversión de la rueda de repuesto en soporte para una sombrilla, o incluso una mesa exterior.

Alguno de los datos más curiosos de la furgoneta es que ha sido el modelo más reproducido e impreso estos años, ya sea en camisetas, gorras, adhesivos…

Desde su aparición, ha dejado huella en el mundo del motor. Cada año desde 2004 se celebra el ‘’Furgo VW’’, una reunión que los apasionados de la marca no conciben perderse y les permite vivir una jornada que no olvidarán.

concentracion

La popularización de las Campers

A partir de 1958, con la muerte de Bernd Reuters, la publicidad de Volkswagen dio un giro radical al perder el estilo del artista gráfico.

Este había sabido captar las formas de los vehículos de forma incomparable y hacerlos deseados por el público. A partir del momento, se firmó un contrato con la agencia de comunicación DDB y se dio un vuelvo a la marca: ahora los anuncios contaban con una frase irónica, junto con unas líneas informativas que pasarían a ser el nuevo símbolo.

Todo esto ha marcado un antes y un después en el mundo del motor. Las furgonetas cada vez han sido mas popularizadas y cada vez es mayor el público que decide optar por este tipo de turismo. Cada día más personas deciden abandonar su vida cargada de rutina y monotonía para embarcarse en largas rutas por carretera hacia quién sabe dónde. Solo tú decides donde parar y cuál es tu próximo destino. Puedes disfrutar de grandes ventajas como el contacto directo con la naturaleza, la sensación de libertad que te inunda y la rotura con los límites que te impone la ciudad.

Lo que significa tener una furgoneta camper

Desde los inicios se ha vendido bajo una imagen de aventura y libertad, que la ha acompañado hasta día de hoy. Y no solo la libertad empieza desde que te subes al vehículo, sino que ya nace en el momento de su preparación. Eres tú el que decide el equipamiento que quiere incluir en su furgoneta para transformarla en camper. Encontrarás des de aquellos que viajan con lo justo, hasta otros que la llevan completamente equipada, simulando llevar la casa a cuestas como tal.

En España es uno de los países donde se ha visto más el auge de esta forma de viajar, ya sea en pareja o en compañía de toda tu familia. Recuerda: solo tú decides. Además, hay quien, ya no opta por salidas individuales, sino que se planean salidas en grupo con otros aficionados del mundo camper.

Documental de la historia Volkswagen T1

A continuación les dejamos un documental muy interesante de la historia de la Volkswagen T1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario